Una mujer italiana. Monica Bellucci.

2012.10.06

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN GQ: http://www.revistagq.com/

FOTÓGRAFO VINCENT PETERS: http://vincentpetersphotography.com/

ESCRITO POR IVAN ZAZZARONI.

Hay una parte del texto que no he copiado porque se habla de la última película que realizó cuando se hizo esta entrevista en el 2011. Realizando esto, la entrevista es atemporal.

“Hola, soy Monica Bellucci, quería saber si podríamos vernos mañana”. Cuando uno recibe una llamada así, la verdad es que le alegra el día. Luego quedas con ella para hablar de su último estreno y de los tópicos italianos y, claro, te sientes como un diabético encerrado dentro de una pastelería. Ella vive en París y viaja por medio mundo, pero no duda en hablar sin tapujos de su patria. “Somos un país de talentos: en la música, en la medicina, en la moda, en el cine, en el arte en general… pero también de continuos bloqueos e interferencias. Y de prejuicios. Un día alguien tendrá que explicar por qué un italiano necesita irse al extranjero para triunfar y más tarde regresar para que se le reconozca”. Bueno, nosotros nunca hemos dudado de ti, Monica.

Le leo a Monica una cita de una joven escritora: “Las feas no conocen sus propios deseos, sólo aquellos que pueden permitirse”. Ella calla durante unos segundos y comenta: “Piensa en todas esas mujeres hermosas que afirman que la belleza es una maldición. Yo, sin embargo, considero que es un privilegio. Me siento estupendamente siendo guapa”

CONQUISTADORA. Coppola, Risi, Tornatore, Spike Lee, Zeffirelli, Terry Gilliam… Muchos son los directores que han caído rendidos a sus encantos.

ES LA BELLEZA italiana por excelencia, heredera de un canon que nos permite a Claudia Cardinale o Sofía Loren. Sin embargo, está casada con un francés y vive en París (algo que le aparenta más, curiosamente, con alguien como Carla Bruni, otro tipo de belleza italiana). Así que hemos quedado con ella para hablar un poco de Italia y lo italiano, un país —el suyo— repleto de contrastes que exporta constantes referentes internacionales en moda, gastronomía o cultura, pero que no acaba de sentirse a gusto con su propia identidad. “A veces pienso que los italianos no nos, merecemos todo lo que hemos heredado”, comenta. ¿Y qué decir de ella? No puede ser descrita con palabras, así que mejor lo dejaré a vuestra imaginación.

Ver más información del artículo

Nadar. Retratos interiores.

2012.10.02
TEXTO LITERAL DE LA REVISTA FOTO: http://www.1arte.com/revistas.php?revista=19
ESCRITO POR LOLA GARRIDO.
ERA UN HOMBRE ARRIESCADO, amaba la paradoja, amaba las minorías. Era consciente de que son las minorías las que diseñan el futuro. Trabajó como caricaturista y, como no podía ser de otra manera, montaba en globo. Gaspar Félix Tournachon, que más tarde alcanzará la fama como Nadar, fue el hombre que retrató a todos los artistas de su tiempo. Se sentía cercano de ellos: él también era un creador, y sobre todo fue el pionero en el arte de hacer retratos que captaban el interior. Era un avanzado de su tiempo, un moderno al que Julio Verne le hace héroe de su célebre “De la Tierra a la Luna”, con el nombre de Ardan (anagrama de su nombre).
——
Hizo la primera fotografía aérea de la historia en 1858. También fue el primero en hacer un retrato explícito de un hermafrodita y en darse cuenta de que el mejor retrato de un banquero podría ser un primer plano de su mano.
—–
Autorretrato de Nadar en 1865.
Sin embargo, si su pasión por el globo y los viajes aéreos no forman parte más que de la historia pequeña de la aviación, sus retratos fotográficos son irremplazables como búsqueda artística de su tiempo y verdaderas obras maestras. Como muchos de los grandes fotógrafos —Man Ray, Cartier-Bresson, Klein—, Nadar llego a la fotografía de la pintura o, más concretamente, del dibujo. En un principio, la fotografía no era para él más que un medio para retratar a todos los ilustres de su época sin abusar de su tiempo. Pero el Panteón, concebido como álbum de caricaturas, termina siendo un álbum de fotos.
—–
Por su taller de la rue Saint-Lazare toda la Europa célebre desfila, como desfilan ahora todos los famosos delante de Annie Leibovitz. De Liszt a Delacroix y de George SandBakounin, nunca la historia, el arte y la literatura han estado tan interesadas en posar delante de un objetivo. Lo hicieron sin duda por estar a la moda, pero posaron para el artista que mejores retratos ha hecho a lo largo de dos siglos.
—–

Phil Stern. El cazador de divos.

2012.09.20

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN EL PAÍS SEMANAL: http://www.elpais.com/suple/eps/
ESCRITO POR LUCÍA MAGI.

Retrató con astucia la cara más espontánea  de la edad dorada de Hollywood. Sedujo con la cámara  a las estrellas.

El hombre que mató a Liberty Valance, John Wayne, soltó la máscara del intrépido vaquero y se dejó retratar en calzoncillos ceñidos y alpargatas durante unas vacaciones en Acapulco. O mientras apretaba, con ojos brillantes, la mano de su hija Toni vestida de esposa. James Dean, el rebelde sin causa, se escondió frente a su objetivo dentro del oscuro jersey. Anita Ekberg le abre la puerta de su piso, se tumba en el sofá, prepara un café y se sube el sujetador con la ingenua pretensión de cubrir el florido escote. Ellington, Duke por su proverbial elegancia, se deja sorprender mientras hace una mueca arreglándose el bigote. “Si hiera una lista de todos a los que retraté, la gente pensaría que soy un sobrado”, se ríe Phil Stern. Este fotógrafo estadounidense capturó en sus blancos y negros la época de oro de Hollywwod. Divos del cine y estrellas de jazz en los años cincuenta y sesenta. Aquel mundo, tan concentrado en salvar su apariencia centelleante, muestra en sus imágenes un lado oculto.

Sidney Poitier, Tony Curtis, Sammy Davis Jr. y Jack Lemmon en Goldwyn Studios.

Ver más información del artículo

August Sander. Del mirar con concepto.

2012.09.07
TEXTO LITERAL DE LA REVISTA FOTO: http://www.1arte.com/revistas.php?revista=19
ESCRITO POR LOLA GARRIDO.
August Sander ha pasado a la historia de ia fotografía por sus retratos psicológicos, por su manera de captar la realidad documentando retratos de gente corriente. Nacido en Herdorf de Sieg en 1876 al este de la ciudad de Colonia, hijo de un carpintero de minas ya desde pequeño demostró que poseía un innato sentido artístico, sus dibujos así lo demostraron. El azar de servir de guía a un fotógrafo que documentaba las minas hizo que su interés se desviase hacia esta nueva manifestación artística. Su familia aceptará que siga estudios de fotografía y un pariente con fortuna se encargará de pagárselos.
Los retratos que acumula a lo largo de su vida no son sino la historia de una nación y sus hombres. Desde la simplicidad los retratos que toma Sander se vuelven tan complejos que aún hoy tratamos en vano de averiguar la manera tan profunda de mirar que poseía que, posiblemente le venía de su antiguo oficio de minero, y de introducirse en las profundidades de la tierra para encontrar aquello que no se ve desde la superficie.
 En 1918 los alemanes acaban de Perder la guerra y Sander en su estudio de Colonia tiene largas colas esperando hacerse retratos para los carnés de identidad exigidos por las fuerzas de ocupación. Así, de esta manera tan prosaica, no tiene otro sistema que adaptarse a la ingente demanda y comienza a fotografiarlos en grupos para luego cortar individualmente. Acelerando el proceso puede dedicarse a preparar para lograr un trabajo de calidad.

Retratos en clave baja.

2012.08.28

TEXTO LITERAL DE LA REVISTA SUPER FOTO DIGITAL: http://www.grupov.es/

Muchas cámaras réflex digitales y algunas compactas ofrecen entre sus opciones de disparo la opción de Retrato nocturno, que combina una velocidad de obturación larga y el disparo del flash incorporado. Este modo resulta la especial utilidad cuando deseamos capturar a una persona en primer plano en un ambiente nocturno y, por ejemplo, un edificio iluminado como fondo. Sin embargo, este modo presenta algunos inconvenientes. Es más evidente que el flash “congela” (por su velocidad de disparo) al sujeto del primer plano pero, si la velocidad de obturación es lenta, el fondo (edificio) puede salirnos movido. Intentando solucionar el problema con un trípode, también corremos el riesgo de que se mueva el sujeto en ese intervalo, provocando la aparición de algunas imágenes fantasmas en la foto final. También debemos procurar que el sujeto no se mueva durante toda la exposición. Otro problema muy común en estas circunstancias es que la persona salga algo sobreexpuesta por el empleo del flash incorporado. Si ese es el caso, debemos emplear la compensación de exposición para flash (comenzando por un valor de -1) para reducir esa diferencia de brillo del primer plano con respecto al fondo.

Las dos fotografías son de shutterstock-Konrad Back.

 La foto de la izquierda: En fotografías de retrato tomadas al anochecer con velocidades de obturación bajas, debemos buscar fórmulas apropiadas para que nuestro sujeto quede lo más inmóvil posible. La foto de la derecha: En el caso de utilizar flash de apoyo para el primer plano es interesante el uso de difusor y huir de una posición frontal de la cámara y el flash con respecto al sujeto. En esta imagen, una velocidad de obturación lenta garantiza una correcta exposición del edificio iluminado al fondo.

Ver más información del artículo

Libertad de expresión. Ian Philips-McLaren.

2012.08.16

TEXTO LITERAL REVISTA DIGITALFOTO: http://revistadigitalfoto.com

Los estudios  son muy buenos para capturar fotografías precisas bajo condiciones de iluminación controladas, pero después de un tiempo quizás se harte de estar encerrado siempre entre las mismas cuatro paredes, sudando bajo los focos calientes y acurrucado delante del ordenador en una esquina oscura. Salir, capturar retratos en exteriores, puede añadir una brisas de aire fresco a sus fotografías, además de ayudarle a aclarar su cabeza y abrir su mente a posibilidades creativas más amplias.

Si la frase ‘en exteriores’ le trae a la cabeza imágenes de campos embarrados o días congelándose en medio de la naturaleza, esforzándose en situaciones de iluminación cada vez más complejas, piénselo con calma. Si está lloviendo a cántaros, puede buscar refugio en un entorno lujoso: el grandioso decorado de una casa señorial para un retrato de época, o un edificio en desuso para añadir un toque más atmosférico. Por supuesto, si brilla el sol puede aprovecharlo para aprender a trabajar con la luz disponible, capturando retratos bonitos en entornos totalmente naturales.

← Valentina por Iam Philips-McLaren: “Mi técnica de iluminación preferida no podría ser más simple. Capture esto para la portada del nuevo disco de Valentina. Le pedí que se sentase al borde de la cama, abrí las puertas del jardín y ¡ya está!”. Detalles de la imagen: Nikon D200 con objetivos 35-70mm 2’8 D a f3’2, 1/60 segundos, ISO 100.

El escocés Ian Philips-McLaren es un fotógrafo de retratos a quien le encanta aventurarse en la naturaleza. Está especializado en fotografiar a gente en todo tipo de situaciones y siente predilección por usar luz ambiental: “Prefiero capturar con la luz del día si tengo esa posibilidad, especialmente con la luz que entra a través de la ventana. No sigo ninguna regla rígida, creo que si uno empieza a imponerse reglas se reprime. Incluso capturado al mediodía si tengo que hacerlo, y consigo que la luz funcione. Una vez una editora de una revista me dijo como cumplido que sabía que si me metiese dentro de una caja de cartón con una ventana en ella yo conseguiría un retrato bonito”.

A la hora de decidir si va a capturar dentro o fuera del estudio hay que tener en cuenta tanto las ventajas como las desventajas, pero muchos fotógrafos de retratos enlazan las virtudes de salir fuera del entorno estéril del estudio. Capturar las imágenes en exteriores añade espontaneidad y espacio de maniobra y abre posibilidades creativas. También ayuda a que el sujeto parezca menos ‘aislado’ y apocado, añadiendo un entorno familiar con el que interactuar.

Ver más información del artículo

Marilyn en estado puro.

2012.08.06

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN EL PAÍS SEMANAL: http://www.elpais.com/suple/eps/
FOTOGRAFÍAS DE BERT STERN: http://www.bertsternmadman.com/
ESCRITO POR MANUEL VICENT: http://elpais.com/autor/manuel_vicent/a/

Realmente nunca supo qué le pasaba a su cuerpo, por qué de repente un día se le había llenado de tantas curvas mortales. A los 12 años, cuando era sólo una adolescente de los Ángeles y aún se llamaba Norma Jean Baker, se sorprendía de que los hombres volvieran bruscamente la cabeza a su paso con el peligro de romperse la nuca. A una edad en que cualquier niña apenas reconoce su propia sexualidad, ya se vio cercada por miradas de deseo que trepaban por su cuerpo como babosas: ésos fueron los primeros homenajes y también las primeras heridas que recibió, un hecho misterioso que al mismo tiempo la halagaba y la llenaba de pánico. Entre estos dos embates de admiración y lascivia comenzó Marilyn Monroe a ser zarandada por la vida hasta la madrugada del 5 de agosto de 1962, en que la criada Eunice Murray la descubrió muerta —boca abajo, con medio cuerpo fuera de la cama, el teléfono descolgado y un tubo vacío de Nembutal en la mesilla— en su casa de Brentwood.

Mientras el alma de esta chica luchaba con mucha dificultad por abrirse paso hacia el exterior a través de un cuerpo explosivo, todos los hombres que se acercaban a ella a su vez detenían siempre en la superficie su viaje porque unas formas detonantes les impedía ir más allá. Probablemente el interior de Marilyn sólo llegó Joe Di Maggio, y esa hazaña fue debida a la sensibilidad que este campeón del béisbol escondía bajo la aparente rudeza. Por otra parte, Marilyn no guardaba dentro ningún tesoro especial, sino los traumas de una infancia muy breada, siempre de acá para allá entre padrastros y orfelinatos. Hija de un padre desconocido y de una madre esquizofrénica, que tuvo que ser recluida en un psiquiátrico, Marilyn temía que la locura la visitara también a ella un día en medio de la gloria.

En la última sesión de fotos, que en 1962 Bert Stern realizó de la estrella en una suite del hotel  Bel-Air de Los Ángeles, el cuerpo más adorado de Norteamérica fue inmolado ante la cámara del fotógrafo dejando a la intemperie su alma lacerada. Atrás quedó una larga historia en que Marilyn había sido sacrificada en el circo a sucesivos leones mucho más carnívoros que los del coliseo romano en tiempo de Nerón.

Aparte de que algún pariente rompiera a la niña mediante violación y que luego ella se dejara devorar por algún tipo de su camada en la oscuridad de un callejón, el cuerpo de Marilyn comenzó a ser oficialmente majado, batido y molturado a los 16 años por un vecino, soldado de la Marina, Jim Dougherty, que sería su primer marido, del que se divorciaría en Reno al año siguiente. Después fue ofrecida al consumismo de camioneros con su desnudo de calendario y declarada “conejita del mes” por la revista Play-boy. Por su piel pasaron, sin dejar huella todavía, actores y directores de cine: Elia Kazan, el invitable Sinatra, el galán Yves Montand…, hasta terminar como una muñeca rubia a punto de romperse de un Kenedy a otro.

Ver más información del artículo

Los mejores consejos de Iam Philips-McLaren.

2012.07.06

TEXTO LITERAL REVISTA DIGITALFOTO: http://revistadigitalfoto.com

CONSEJOS PROFESIONALES

Ian Philips-McLaren: http://www.ianphillips-mclaren.com/

Ian Philips-McLaren es un fotógrafo profesional especializado en fotografiar a gente en todo tipo de situaciones: en el trabajo, creando obras de arte, en retratos espontáneos o simplemente ‘viviendo’.

Philips-McLaren nació y creció en Glasgow y a los 18 años trabajaba de DJ por la noche y estudiaba fotografía durante el día. Durante su segundo año como fotógrafo, BBC grabó un programa de televisión sobre él que se titulaba Un estilo propio. Entonces se convirtió en artista residente de fotografía en la Escuela de arte de Glasgow como pare te su programa ‘La ciudad de la cultura’. Pronto llegó su primera portada para un disco de Wet Wet Wet, seguida de varios retratos para Vidal Sasson que fueron publicados en el Vogue americano. Aquí nos revela los mejores trucos para capturar retratos.

1 TENGA CONFIANZA: Debe parecer que domina lo que está haciendo. Los modelos notarán si está nervioso, y eso les hará sentir incómodos.

2 MANTÉNGASE NIVELADO: Si está capturando un retrato para una portada o un primer plano de una cara, asegúrese que el objetivo apunte directamente a los ojos del modelo y que esté equilibrado. Esto empujará al espectador hacia la fotografía.

3 RELAJE AL MODELO: Intente que el protagonista se sienta cómodo, especialmente si le pone nervioso ser fotografiado. Al principio de la sesión pase un tiempo con él o ella tomándose un café y permita que lo conozca un poco.

4 USE UNA PROFUNDIDAD DE CAMPO REDUCIDA: Capture entre f/2’8 y f/3’5 enfocando los ojos del sujeto. Esto también atrae al espectador hacia la fotografía.

5 USE UN OBJETIVO ESTANDAR: Acérquese al sujeto para que el retrato parezca un poco más inmediato. Un tele comprime la perspectiva y convierte el retrato en una imagen más bonita y favorecedora.

 

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!

Entrevista con Jim Herringtom.

2012.06.25

TEXTO LITERAL REVISTA DIGITALFOTO: http://revistadigitalfoto.com

JIM HERRINGTON: http://jimherrington.com/

Jim Herringtom lleva unos 28 años en el negocio de la creación de retratos fotográficos impresionantes, tras conseguir su primer trabajo de fotógrafo pagado en 1980. Tiene a sus espaldas una amplia gama de clientes prestigiosos., incluyendo las revistas Rolling Stone, GQ, Vanity Fair y National Geographic, Warner Brother Records, Virgin Records e Hyperion Press, por nombrar algunos. Aquí descubrirá algo más sobre el hombre que está detrás del objetivo, y aprenderá una o dos cosas por el camino.

¿Cuanto tiempo tardó en convertirse en profesional? JH: Fue un proceso gradual, ya había ganado dinero con la fotografía cuando estaba en el instituto, antes de ir a la universidad y trabajar como asistente. Fui dando un paso adelante y un paso atrás… En 1989 dejé de trabajar como asistente y me dediqué a captura a tiempo completo.

¿Pasó a algún curso para llegar a donde está hoy? JH: En la universidad estudié arte y fotografía, asistí a muchos fotógrafos y trabajé en el cuarto oscuro de Tom Consilvio en los Ángeles (revelaba las fotograías de Garry Winogrand). También leí muchos libros…

¿Que equipo de cámara usa? JH: 35mm, formato medio, 4×5, 8×10. Todo es bueno.

¿Prefiere capturar los retratos en exteriores o en estudio? JH: El mundo es mi estudio, un estudio es simplemente una habitación con foco. La verdad es que me encanta el estudio, pero me gustan más todavía más las sorpresas que ocurren cuando estás lejos de él.

¿Cuales son los preparativos típicos de una sesión? JH:Depende. Si es una sesión de publicidad importante hay muchos preparativos —buscar localizaciones, reuniones con los mandamases, hacer un casting de modelos, detalles, detalles… Mi trabajo personal es mucho más libre y me gusta de esa manera. Mi preparación se limita a llevar la cámara conmigo, siempre.

Ver más información del artículo

Annie Leibovitz. Mi vida es mía.

2012.05.25

TEXTO LITERAL PUBLICACIÓN VOGUE (ESPAÑA): http://www.vogue.es

ESCRITO POR GABY WOOD.

Este artículo está publicado en el año 2008. Lo comento por situar las fechas.

Autorretrato de Annie Leibovitz junto a sus hijas Susan, Sarah y Sammuelle (2006).

Annie Leibovitz se siente destrozada. Ocuparse de tres hijas de corta edad resulta más agotador que trabajar, comenta, al tiempo que atraviesa con un andar pesado que ocupa su oficina en la planta baja de la casa. En lugar —tres edificios adyacentes en Greenwich Village, uno de los cuales es su casa— está reformado con una sencillez espaciosa: suelos sin alfombras, paredes de ladrillo sin revestir, butacas de cuero marrón y repisas de chimeneas sobre las cuales se apoyan amplios marcos con un collage de Walker Evans, un famoso beso de Brassaï, un retrato de Bea Feitler realizado por Diane Arbus, o dos páginas de la Encyclopédie de Diderot representando una cámara oscura. Entre este material clásico hay una pared entera dedicada al método con el cual Leibovitz se ha convertido, en palabras de Hillary Clinton, en «una gran cronista de nuestro país». En unas grandes páginas arrancadas de un calendario, cubiertas de Post-its de muchos colores, se refleja una operación que hubiera hecho palidecer al mismo Napoleón. Abundan los interrogantes en colores fluorescentes «¿Michelle Obama?» «¿Abu Dhabi?». Leibovitz pide a una asistente que vaya a por un café con leche y hielo, y me acompaña a una habitación donde ha estado reuniendo el contenido de un nuevo libro que está  preparando.

Tiene un retraso en los plazos de entrega y puede que este explique por qué su mente parece convertirse en otro lugar cuando sentamos a hablar.

Annie Leibovitz es la fotógrafa más famosa de nuestro tiempo, y la fotógrafa de las personas más famosas de nuestro tiempo. Una «retratista de la corte», según la describe el editor de su libro, Mark Holborn, cuya corte extiende desde el Palacio de Buckingham y la Casa Blanca, hasta la nueva guardería de Tom Cruise o el vestidor de Mick Jagger. En la actualidad trabaja para Vanity Fair y Vogue USA y, además de ser la autora de diversas y omnipresentes campañas publicitarias, también ha cosechado una popularidad incomparable como artista contemporánea. Es la única fotógrafa del mundo cuyas ventas de libros superan los 100.000 ejemplares en la primera edición; y sus exposiciones han alcanzado en repetidas ocasiones récords de audiencia en todo el mundo.

Todo hace pensar que Leibovitz, conocida por sus imágenes icónicas de personas famosas —John Lennon desnudo abrazando a Yoko Ono tan sólo unas horas antes de su muerte; Demi Moore embarazada como portada de Vanity Fair; Whoopi Goldberg bañándose en una de ellas. Se trata de una situación que, como describe Leibovitz, «redunda en tu beneficio y en tu contra». «Cuando andas con ella por un aeropuerto, alguien la para cada cinco segundos», comenta Kathryn MacLeod que, como productora senior de fotografía de Vanity Fair, ha viajado junto a Leibovitz durante 13 años. «Ella es muy tímida; por lo que resulta bastante chocante».

Ver más información del artículo