El curioso vídeo de la cantante Clare Maguire.

2012.05.01

El otro día viendo la televisión, me apareció una rareza, el vídeo musical “Ain’t Nobody” de Clare Maguire. No había oído nunca hablar de esta cantante y pené: esto lo tengo que poner en el blog.

Este vídeo es un pequeña obra de arte. Se juega durante los 3 minutos y 53 segundos con el elemento del viento, mostrado el plano cerrado de Clare con el pelo en movimiento, las cintas negras que salen de su vestido y dedos, y esa tela roja que aparece en el vídeo. El color de esta tela no es casual, ya que cita “encuéntrame en el cielo rojo y baila conmigo”. Si nos fijamos hay un momento en que hay otra silla, que explota, detrás de Clare Maguire, apareciendo la tela roja citada anteriormente. Esta; a lo largo del vídeo se convierte cada vez más grande, con el movimiento al contrario que el pelo y las cintas negras, dando una imagen visual rara y muy potente. Esto sucede en medio del desierto con unos planos generales estupendos. La letra dice: “Este atardecer en el desierto”.

Que decir del aspecto gótico de ella y su silla antigua del color de la tierra. Los colores del vídeo son apagados, con poco contraste y fríos, no dando sensación de calor.

La figura masculina es importante, ya que va dedicada a… ?? “No hay nadie que pueda amarme como tú”. Hay una silueta que luego se multiplica, por la noche porque la letra dice: “Deja que el valle te cambie y la noche disponga tu libertad”. Se potencia su visibilidad con flashazos o fogonazos y con los saltos y volteretas. Está sobre una noche que es un fondo de una fotografía nocturna de larga exposición, cuando la realizamos durante un tiempo de varias horas, porque las estrellas del firmamento han realizado un recorrido de forma circular.

También hay cosas que no entiendo. Un plano donde se acerca la cámara a unos fluorescentes que están en el suelo del desierto que se encienden intermitentemente y las figuras alargadas de forma piramidal que flotan en el paisaje.

Hay dos momentos de impás en la música. Un plano muy cerrado donde su zapato se clava en el suelo árido con el tacón y en ese momento casi se para la música. Otro es un plano del sol que se intercala entre otros de la noche después de la imagen del fluorescente.

Es puro arte y ¿porqué entenderlo?, simplemente, junto con esa voz profunda, me da la sensación de desasosiego.

 

Deja un comentario