Eugène Atget. El viejo París.

2012.06.21

TEXTO LITERAL DE LA REVISTA SUPER FOTO DIGITAL: http://www.grupov.es/

ESCRITO POR EMILIA VALENCIA.

Al parecer Eugenène Atget no se formó como fotógrafo, sino que utilizó la fotografía como un modo de ganarse la vida. Pasó a ser fotógrafo en 1888 de forma un poco casual, del mismo modo que fue actor, redactor y dibujante de una revista satírica. Se inicia en el mundo de la fotografía como fotógrafo comercial a las afueras de París, y posteriormente se instala en esta ciudad. Su carrera fotográfica se vio interrumpida por la Primera Guerra Mundial y posteriormente por la Segunda Guerra Mundial. Tras el paréntesis que le produjo el estallido de estas dos guerras, no abandonó el trabajo de fotógrafo hasta su muerte en 1927. Al término de la Segunda Guerra Mundial, fue en EEUU donde se le reconoció como un gran maestro de la fotografía. Él mismo se definía como un fotógrafo que vende documentos para artistas. Paisajes, primeros planos, y escenas de género son algunos de los temas que utilizaron ciertos artistas para la realización de sus obras. Hacía 1888 Atget toma como punto de referencia para componer sus fotografías las calles de París, un hecho que interesa especialmente al Museo Carnavalet y la Bibliothéque Nationale de París, los cuales fueron desde entonces sus principales clientes. Desde el punto de vista estético y documentalista, estas fotografías realizadas en París son las más representativas del autor francés. Estas imágenes del viejo París fueron tomadas en las zonas que no se vieron afectadas por el proyecto de renovación, modernización y demolición arquitectónica acometido por el Barón Haussmann.

ESPÍRITU DE UN GENIO. Aget, tras cumplir los 70 años y preocupado por el destino de esta importantísima colección que comprende la fotografía más purista de su obra y a su vez documenta la historia arquitectónica del París anterior a 1850, escribe una carta al mismísimo ministro de cultura de la época, en la que expresa lo siguiente: “Senor: Durante más de 20 años he recopilado con mi trabajo y mi iniciativa individual, en todas las viejas calles de París, fotografías en formato 18×24, documentos artísticos de la hermosa arquitectura civil de los siglos XVI al XIX: antiguos palacetes, mansiones históricas o curiosas, hermosas fachadas…, conjuntos y detalles artísticos de: Notre-Dame, Sain-Gervais, et Saint-Protais, Saint-Séverin, Saint-Julien-le Pau-vre, Saint-Étienne-du-Mont, Saint-Roch, Saint-Nicolas-du-Chardonnet, etc. Esta enorme colección, atística y documental, está hoy en día concluida. Puedo decir que tengo en mi poder todo el viejo París…”

Y se despide con la genialidad de un genio. “Por último, Señor Director, una simple indicación de su parte bastará para que ponga a su disposición mis referencias del viejo París y todas las explicaciones que usted tenga a bien pedirme. Reciba, Señor Director, mis más respetuosos saludos.

UN ESTILO DE FOTOGRAFÍA. Atget fue capaz de crear un estilo o un concepto nuevo, de cómo percibir detrás de una cámara. Estas tomas de París revolucionaron la percepción fotográfica dando ese toque perpetuo, en el que austeridad se realza y los detalles de las cosas obtienen un equilibrado protagonismo.

Atget despertó gran expectación en los comienzos del pasado siglo XX, y un sorprendente interés por parte de los surrealistas. Este fue el caso de Man Ray, quien adquirió una gran parte de sus obra, al igual que la fotografía norteamericana Berenice Abbott. La fotografía de Eugène Atget está realizada con los procesos antiguos del siglo XIX. Utilizaba para la realización de sus fotografías cámaras de fuelle. Propias de la época, eran cámaras generalmente realizadas con maderas nobles, y el tamaño de las placas variaba en función de la necesidad de cada momento. En concreto, Atget realizó este magnífico trabajo fotográfico con una cámara de placas de vidrio de 18×24 cm. Estas placas iban emulsionadas con gelatina, y sobre ella se realizaba una suspensión de sales o haluros de plata sensibles a la luz. Tras la exposición y correspondiente revelado, realizaba contactos directos con luz natural sobre papel albuminado sensibilizado con nitrato de palta y posteriormente virado al oro.

Eugène Atget utilizaba una técnica del siglo XIX. No obstante, su visión estética y compositiva le convirtió en un auténtico pionero de un nuevo modo de observar y comprender el lenguaje fotográfico. En él se inspiraron fotógrafos de todos los tiempos entre los que podemos destacar a BrasaïCartier Bresson, o Rogert Livet entre los más próximos a su época. Otro nombre importante influenciado por la obra del fotógrafo francés fue Walker Evans, que dio comienzo a la fotografía documental del siglo XX.

 

one comment

  1. […] sus favoritos, Kenna cita a algunos grandes de la fotografía como Bill Brandt, Josef Sudek, Eugène Atget y Alfred Stieglitz, pero también a los pintores Caspar David Friedrich, John Constable y Joseph […]

Deja un comentario