… glamour y mercados para él.

2012.07.02

TEXTO DEL LIBRO “TÉCNICAS DE ILUMINACIÓN GLAMOUR”. ESCRITO POR STEVE BAVISTER. EDITORIAL “EDICIONES OMEGA“.  Este libro está escrito en el año 2001.

… glamour

Cuando se habla de las diferentes especialidades fotográficas, a todo el mundo le queda claro a qué nos referimos. En fotografía arquitectónica el sujeto son edificios, en retrato se fotografían personas y en bodegones se intenta capturar un objeto.

 Fotografía “Payaso” de Paula Juan Altemir.

Pero dígale a alguien que es usted fotógrafo de glamour y su reacción será tan variada como variado es el propio concepto de la palabra «glamour». Según algunos diccionarios, glamour es «atractivo físico, especialmente cuando se realiza mediante maquillaje» o «belleza o encanto atrayente». Para otros es «una fascinación misteriosa y mágica».

Gran parte de la fotografía de belleza y lifestyle actual presenta un fuerte componente de glamour. El glamour ha sido desde siempre una de las bases de la fotografía de moda, y uno de los estilos en boga en la actualidad es el retrato erótico. En la mayoría de los países estas poses provocativas y estas expresiones sensuales nos observan todos los días desde las pancartas publicitarias.

Mercados para el glamour

El incomparable crecimiento de las revistas dirigidas al público masculinos ha abierto las puertas al extremo más marcadamente erótico de fotografía de glamour, incluyendo una gran cantidad de trabajos con modelos en bikini o ropa interior. Pero conseguir encargos de este tipo no es en absoluto tarea fácil. La mayoría de los modelos proviene tanto del mundo del cine como de la televisión, y los trabajos se encargan a fotógrafos de renombre en vez de comprarse.

 Fotografía “Silla 1″ de Paula Juan Altemir.

El uso para fines publicitarios de imágenes de glamour está experimentando un crecimiento rápido y constante. A pesar de que aún se encargan trabajos de este tipo, una proporción cada vez mayor se compra a agencias de stock fotográfico, que en los últimos años se han convertido en una potencia creciente en el mercado fotográfico. Donde antes se limitaban a ofrecer imágenes inofensivas, las agencias punteras ofrecen hoy fotografías que se mueven en la frontera de lo política y moralmente correcto. Para cualquier profesional que quiera iniciarse en la fotografía de glamour, éste sin duda uno de los mejores caminos a seguir.

 Una prueba más de la creciente demanda de imágenes eróticas es la proliferación de las llamadas postales «picantes», incluso en el mudo del arte más convencional. Para tener más éxito en cualquier de estos ámbitos hay que mantenerse al corriente de la últimas tendencias. Los estilos cambian a un ritmo vertiginoso y las fotografías pueden quedar desfasadas de un día para el otro, y no se trata sólo de las ropas, peinados o expresiones. Todo el género en las que aparecen mujeres con corpiño y medias, o musculosos hombres en garajes nos parecen hoy ridículo. La clave está en saber qué no lo está, y para ello hay que prestar mucha atención a las corrientes del mercado estudiando las imágenes que nos muestra la publicidad televisiva y las revistas.

 

Deja un comentario