La fotografía y la ciencia.

2012.10.13

TEXTO LITERAL DEL LIBRO “FOTOGRAFÍA PASO A PASO”.

AUTOR POR MICHAEL LANGFORDEDICIONES HERMANN BLUME.

Este texto está escrito cuando la fotografía era analógica, porque aparece la palabra “película”. Pero no es relevante para el resto de la información porque que es aplicable hoy en día.

La cámara es uno de los más valiosos instrumentos científicos. Capaz de registrar los más fugaces acontecimientos mediante exposiciones de microsegundos, o de dar continuidad a movimientos lentísimos que se desarrollan a lo largo de días o meses. La cámara nos permite “ver” acontecimientos demasiado rápidos como para impresionar a la retina. O demasiado lentos como para captar su continuidad. Podemos registrar el detalle del ala de un insecto durante el vuelo, o acelerar el crecimiento de una flor; “detener” una bala o analizar noche tras noche los movimientos que hace una persona mientras duerme.

La cámara puede acoplarse a multitud de instrumentos ópticos. Los astrónomos pueden así estudiar galaxias situadas a miles de años luz de nosotros. La fotografía aporta información  nueva sobre el universo, y permite levantar mapas de la superficie de planetas desconocidos. Los geógrafos y meteorólogos también se benefician de las fotografías tomadas desde satélites que orbitan en torno a la Tierra para perfeccionar los mapas de que disponen y hacer predicciones del tiempo más exactas. La fotografía aérea pone de manifiesto aspectos del paisaje o de la vegetación imposibles de apreciar desde tierra.

Fotografía de la galaxia NGC 4565 realizada por Observatorio Europeo Austral (ESO).

Acoplada al microscopio, la cámara nos descubre un mundo de objetos demasiados pequeños como para que el poder de resolución del ojo sea capaz de detectarlos. Y aquellos que están justo en el límite de nuestra capacidad de visión adquieren un aspecto insólito cuando la fotografía los convierte en 50 veces mayores. La película reproduce el aspecto tridimensional de la imágenes que proporciona el scanning (exploración o barrido), capaz de ampliar los objetos 500 ó 1.000 veces. O las del microscopio electrónico, con aumentos de varios millares de veces el tamaño de las muestras.

Fotografía de Juan Costa del reportaje que se llama EXPLORADORES DE OCÉANOS.

Deja un comentario