Expresión Urbana. Markus Hartel.

2012.11.26

TEXTO LITERAL REVISTA DIGITALFOTO: http://revistadigitalfoto.com
FOTÓGRAFO MARKUS HARTEL: http://www.markushartel.com/

La propensión de la humanidad a esconder la tierra entre el hormigón puede animar a muchos fotógrafos a escaparse a zonas vírgenes, pero eso no significa que todo lo que hemos creado sea una monstruosidad. Es cierto que la mayoría de entornos urbanos no pueden competir con un paisaje natural impresionante, pero algunos tienen mucho que ofrecer, tanto elementos antiguos como modernos, así que es probable que encuentre algo que valga la pena capturar. Además de los propios edificios está la gente que los habita. Esas personas, de todas las clases sociales, es lo que fascina al diseñador gráfico y fotógrafo callejero de Nueva York Markus Hartel. Cuando se prepara para pasar un día en la calle. Markus reduce su equipo a lo esencial y se fija en qué tiempo hace. Nos explica: “Normalmente capturo sólo con un cuerpo y un objetivo fijo, preferiblemente un 28mm. Intento evitar la luz directa del sol, así que salgo tarde o llevo un flash para usar una luz de relleno ligera. Si llueve, tengo una bolsa con cremallera para proteger la cámara. Cuando salgo a pasar todo el día fuera, llevo dos o tres cámara diferentes, objetivos, varias tarjetas de memoria y un flash. Es fundamental llevar unos zapatos cómodos, y es buena idea utilizar varias tarjetas de memoria pequeñas, ¡en lugar de jugárselo todo a una carta!”. Escoger un lugar concreto para fotografiarlo depende del lugar del mundo en el que esté —cada pueblo o ciudad tiene sus propios ‘puntos clave’ en los que hay un hervidero de actividad que investigar. Markus añade: “Cualquier sitio público está bien. Personalmente, me encanta capturar en áreas ajetreadas y en el metro. Coney Island es icono con todos los personajes típicos de Nueva York y atracciones antiguas que resultan muy inspiradoras; desgraciadamente, la mayor parte ha sido derribado y reemplazado por apartamentos y un centro comercial”. Todo el mundo tiene su lugar preferido, y lo bonito de ese género es que se puede volver a él una y otra vez y siempre habrá una fotografía diferente esperando a ser capturada. Por supuesto, este tipo de fotografía tiene sus inconvenientes. Aunque hubo una época en la que era absolutamente normal capturar cualquier cosa en cualquier sitio, hubiese quien hubiese en medio, lamentablemente, ya no vivimos en una sociedad despreocupada. Markus prosigue: “Desde el 11 de septiembre, la gente es muy cautelosa con los fotógrafos en publico. Cuerpos oficiales como la policía y el personal del transporte público no están informados sobre qué se puede y no se puede hacer”. Es importante ser respetuoso con las personas fotografiadas, y fundamental saber cuáles son sus derechos si se encuentra con un oficial mal informado. No es ilegal capturar imágenes en espacios públicos (aunque en algunos casos puede haber ciertas restricciones) y nadie tiene derecho a confiscarle su equipo. Tampoco tiene porqué borrar sus imágenes, mientras cumpla la ley. Si alguien se molesta porque lo está fotografiando, actúe según le dicte su criterio. Markus añade. “Yo nunca he tenido problemas serios, pero he escuchado que algunos fotógrafos, especialmente en Alemania y Gran Bretaña o Francia se están metiendo en líos constantemente, aunque quizás sea algo relacionado con ciertas imprudencias o actitudes”. Mientras respete a la gente y use el sentido común, no debería pasar nada.
Algunos fotógrafos no saben muy bien si pueden utilizar las imágenes capturadas en la calle. Markus lo aclara: “En E.E.U.U. es totalmente legal fotografiar cualquier cosa en público, y las imágenes se pueden usar para propósitos artísticos y personales. Para trabajos comerciales hace falta permiso tanto de los modelos como de los dueños de las propiedades, pero para capturar imágenes espontáneas son prácticamente imposibles de conseguir”. En Europa pasa algo similar, se pueden usar las fotografías capturadas en la calle para trabajos personales o periodismo, sin necesidad de tener el permiso de los modelos. Aunque no existe una ley concreta que prohíba usar esas fotografías de manera comercial, la mayoría de bancos de imágenes no las aceptan si no se incluyen la autorización de los modelos. Como en todos los tipos de fotografía en exteriores, estará a merced del clima. La experiencia y una planificación cuidadosa le enseñarán pronto cuándo es más probable conseguir la ‘luz apropiada’ para el tipo de imagen que tenga en mente. Markus tiene algunos consejos: “Yo estoy bastante limitado por lo que puede ofrecer la jungla urbana, pero casi nunca capturo contra el sol, a no ser que busque algún tipo de destello. Me encanta encontrar lugares en lo que el sol rebote en los edificios, actuando como reflectores enormes, especialmente por la mañana o al final de la tarde”.
La composición es otro factor clave, y en un género de fotografía tan rápido puede ser complicado dominarla. “Evite las composiciones centradas como si se tratase de una plaga, a no ser que cierta imagen pida una composición muy simétrica”, aconseja Markus. “En general, muchos fotógrafos se refieren ‘a la regla de los tercios’, pero según mi experiencia, esta regla está desfasada. Yo recomiendo el método diagonal. Normalmente, las fotografías agradables tienen algunos elementos en esas líneas”.
En lo que se refiere a fotografía urbana, la clave para conseguir imágenes espontáneas magníficas es mantenerse al margen en la medida de lo posible. Quiere capturar los eventos tal y como se desarrollan, y la presencia de la cámara es probable que afecte. Markus sigue: “Cuando camino por la calle, busco los temas adelantándome en el tiempo. Después de un rato es posible percibir ciertos movimientos, pero también puede pasar cualquier cosa que destruya el momento fácilmente. Cuando hay una imagen posible encuadro rápidamente, como si estuviese imbuido en mis asuntos, y me voy. A veces disparo mientras camino, encuadrando desde la cadera —en este caso es buena idea ceñirse a una distancia focal, para aprender a encuadrar sin usar el visor”. Sobre cuestiones técnicas, Markus vigila los ajustes de su cámara y aprendiendo a reaccionar rápidamente a los cambios de las condiciones de captura: “Siempre llevo mi cámara con la correa enroscada en la palma de la mano y me fijo constantemente en la velocidad de obturación. Me gusta capturar a más de 1/250 milésimas de segundo para evitar los desenfoques de movimiento, a no ser que los esté buscando. Los sistemas de medición de las cámaras modernas son excelentes, en situación de iluminación complicadas, normalmente capturo en el modo Prioridad de apertura, usando el bloqueo de exposición. En la mayoría de cámaras me ciño al método de enfoque de zonas, ajustando el enfoque manualmente en el objetivo a la distancia a la que suelo trabajar, alrededor de dos metros, y uso mucha profundidad de campo para que se vea todo definido”. El punto focal debería ser siempre un evento clave o un objeto de interacción entre los sujetos, para crear un impacto mayor. “En mis fotografías, me interesa sobre todo el elemento humano”, afirma Markus. “Busco lo extraordinario dentro de lo ordinario —un elemento divertido o una yuxtaposición que haga que la imagen sea incluso mejor.
Las imágenes de Markus se caracterizan por tener unos detalles rico, un encuadre profesional y una iluminación increíble, además de por percibir el blanco y negro. Sus fotografías no capturan simplemente los eventos que ocurren a su alrededor —les dan vida. Nos explica: Tri-X, forzado a ISO 1600, revelado en Diafine. Imito ese estilo con las herramientas de curvas y conversión de blanco y negro de Photoshop, que son excelentes. Ultimamente he estado usando Lightroom para crear impresiones ‘rápidas y sucias’  y colgar imágenes en Flinkr. Para las fotografías definitivas, trabajo en Photoshop en una capa Sobreexponer/Subexponer independiente, tal y como explico en un tutorial de mi web: http://www.markushartel.com. Los avances en el funcionamiento de los sensores de las cámaras digitales a ISOs altas implican que hay más oportunidades abiertas a los fotógrafos modernos, incluso después de ponerse el sol. “Yo capturo con la cámara en la mano e ISOs altas usando la apertura más amplia disponible en mi objetivo”, comenta Markus. Muchas de mis imágenes nocturnas están capturadas a ISO 1600 o 3200 con aperturas de f1’8 y f4’0. El método para evitar el ruido y los temblores al utilizar cámaras con sensores pequeños es usar un monopié o un trípode e ISOs bajas con exposiciones largas capturarán desenfoques de movimiento”.
Si es capaz de conseguir imágenes urbanas diferentes que ofrezcan una visión distinta del mundo, es probable que pueda ganar algo de dinero. Markus es un buen ejemplo: “Yo he vendido licencias a compradores de arte y editoriales, y he publicado cosas impresas y online”, explica. “De vez en cuando vendo impresiones a través de mi web, y estoy planeando añadir una tienda cuando encuentre el momento. Francamente, creo que las imágenes urbanas envejecen a medida que pasa el tiempo, y cuanto más antiguas son más populares son, como los quesos y los vinos buenos. No obstante, para aprovechar las fotografías al máximo, sugiero editarlas con mucho cuidado. Si tiene alguna duda legal, no las use ni las publique. Además, puede promocionarlas en su página o blog y vender un libro en sitios de auto-publicación como www.blurb.com o www.lulu.com“.

 

Deja un comentario