El hotel que nunca duerme.

2012.12.20

TEXTO LITERAL DE LA REVISTA PROYECTO CONTRACT: http://www.proyectocontract.es/
FOTÓGRAFO NIKOLAS KOENIG: http://www.nikolaskoenig.com/
ESCRITO POR MOIRA CABALLÉ.

Siendo la estela de sus hoteles en los aeropuertos de Ámsterdam y Londres, Yotel desembarca en Manhattan. Un concepto de alojamiento que acerca el lujo y la tecnología a todos los bolsillos y que se dirige a una clientela tan cosmopolita como exigente.

 La zona de recepción reproduce el aspecto de los mostradores de facturación de los aeropuertos. Un gran robot almacena y organiza el equipaje de los huéspedes. En la cuarta planta se reúnen gran parte de las zonas comunes del hotel que, equipadas con la última tecnología, combinan todo lo necesario para los negocios y el ocio.

 El hotel ofrece diversos tipos de habitaciones que se adaptan a las necesidades de un amplio abanico de viajeros. Desde parejas a ejecutivos, pasando por grupos y clientes que demandan un trato preferente.

 En el lobby (vestíbulo) se ha inspirado una gran cortina decorativa de Kriskadecor. Esta pieza de grandes dimensiones y realizada específicamente para este proyecto, permite dividir el amplio espacio sin que por ello se pierda la sensación de amplitud.

A finales de 2011 abrió sus puertas el primer hotel de la cadena Yotel en Estados Unidos. El edificio se encuentra en el barrio de Manhattan. El concepto de hotel de esta cadena, inspirado en los hoteles cápsula japoneses y en las aerolíneas de lujo, pretende ofrecer un hotel de primera calase a un precio asequible.
Para el diseño de su nuevo hotel en Nueva York, Yotel ha recurrido a Rockwell Group y al estudio de diseño inglés Softroom, con el fin de aplicar la diferencia, la flexibilidad y la tecnología, junto con el estilo urbano, desenfadado y asequible, de sus proyectos en los aeropuertos de Londres y Ámsterdam.
En el hotel dominan los colores corporativos de la cadena: gamas de púrpura, azul, beige y verde. Rockwell Group se ha encargado de la fachada, los espacios comunes y las habitaciones, espacios que pretenden ser del gusto de una clientela acostumbrada a viajar por el mundo y que acude a Nueva York para una breve estancia y que busca un hotel vibrante, nuevo y equipado con la última tecnología. El edificio también cuenta con la mayor terraza de la ciudad.
Para transformar el exterior del edificio en un reclamo, Rockwell Group ha ideado una piel de hormigón iluminada con LED que reproduce el logotipo de la cadena Yotel.
Para introducir a los huéspedes en la experiencia Yotel, el lobby (vestíbulo) se ha racionalizado y presenta un estilo futurista, que incluso reproduce en recepción el aspecto de los puestos de facturación de los aeropuertos. El robot para el equipaje es la pieza clave de esta parte del hotel, una máquina iluminada de forma teatral y a la que huésped ve cargar y almacenar sus pertenencias.
Desde el lobby, los huéspedes toman el ascensor hasta la cuarta planta, donde se encuentran los espacios comunes, tanto interiores como exteriores, zonas donde reflejarse o hacer negocios durante el día, o bien por la noche, relacionarse, tomar algo o cenar.
La zona Mission Control proporciona asistencia adicional por parte del equipo de conserjes, y cuenta con monitores táctiles con información sobre espectáculos y restaurantes, y también con ordenadores. Esta planta dispone del Business Club Lounge, con bar y cabinas privadas para reuniones o fiestas. Todo ello se completa con un restaurante y un pequeño gimnasio.
Las 640 habitaciones del hotel ocupan 18 plantas del edificio, e incorporan la misma tecnología y eficiencia que el resto del hotel pero a una menor escala, con una cama que se transforma con sólo tocar un boton, una Techno Wall que alberga un televisor de pantalla plana y elementos de almacenaje, además de un baño envuelto en paredes de cristal.
En la quinta planta se encuentran las 15 Premium Suites, algunas con terraza privada e hidromasaje. Una de las tres lujosas Imperial Suites se halla en esta misma planta, mientras que las otras dos se ubican en las plantas más altas, todas con terraza privada.

 

Deja un comentario