El banco óptico o gran formato.

2013.04.10

TEXTO LITERAL DE LA COLECCIÓN “TODO SOBRE LA FOTOGRAFÍA & VIDEO DIGITAL”, VOLUMEN 06 “APLICACIONES PROFESIONALES DE LA FOTOGRAFÍA” DEL PERIÓDICO EL MUNDO: http://www.elmundo.es/

Existen herramientas que a menudo se consideran reservadas sólo a una práctica profesional de la fotografía; en realidad esto es relativamente falso, porque con un poco de dedicación cualquier persona podría hacerse con la técnica para utilizarlos. De todas formas, será útil conocer los conceptos y el funcionamiento básico de estos instrumentos aunque sea sólo para poder apreciar los resultados y la calidad de la toma. Fotografía de Henrick Kam.
Seguramente no será difícil encontrarse con revistas y libros con imágenes de arquitectura perfectas, que tienen todas las líneas geométricas paralelas, proporcionadas, un control de la profundidad y del enfoque impecable, un nivel de detalle impresionante, incluso en impresiones de grandes dimensiones.
Ante estas imágenes, a veces uno se pregunta cómo es posible realizadas. La respuesta por lo general no sólo está en la experiencia y en la técnica del fotógrafo, sino también en la herramienta utilizada.
El banco óptico (también llamado cámara de estudio o gran formato) es un tipo de cámara fotográfica con desplazamientos que permite, a través de algunos movimientos de sus componentes, corregir en la fase de la toma las líneas paralelas convergentes de las que hablamos anteriormente, de controlar el enfoque de manera sofisticada y de tener un alto nivel de detalles gracias al tamaño del soporte.

LOS COMPONENTES DEL BANCO ÓPTICO
El banco óptico se compone de dos cuerpos distintos y desplazables que se pueden posicionar de modo variable entre ellos: los montantes. Uno de ellos aloja el plano del objeto y el otro, el plano de la película. En algunos casos se puede incluso sustituir el plano de la película con un respaldo digital.
Un fuelle une las dos partes entre sí, garantizando oscuridad dentro del sistema donde se lleva a cabo la reproducción de la imagen.
La misma estructura del banco óptico hace perfectamente visible, casi al descubierto, el esquema básico de la cámara oscura: un espacio cerrado y negro a cuyos lados están el objetivo de una parte y el plano donde se formará la imagen de la otra.
En el montante trasero se encuentra el cristal esmerilado que sirve para componer el encuadre y para el enfoque y el comportamiento para introducir el chasis portapelícula.
Cada respaldo tiene su formato de placa fotográfica compatible, pero es posible, a través de adaptadores específicos, alojar otros de formato inferior.
Existen dos formulas para cambiar el sentido del encuadre de horizontal a vertical: el respaldo se puede desenganchar manualmente, girar 90º y reubicarse, o bien, en algunos casos, se puede girar 360º sin que se desenganche del montante, pero eso implica un peso y un coste superiores.
Se encuentran además en posición más o menos ergonómica algunos mecanismos de bloqueo de los montantes para permitir los movimientos necesarios.
En la base de la cámara se encuentra un tubo (el raíl) muy sólido a lo largo del cual se desfilan los paneles o montantes, que disponen de los correspondientes mandos de enclave. Los bloques de desplazamiento a lo largo del raíl pueden tener un ajuste manual o calibrado para gestionar una regulación micrométrica (milésima parte de un milímetro). En algunos casos se pueden conectar al raíl principal algunos alargadores de banco que permiten extender el fuelle para utilizar focales largas o tipos especiales de objetivos gran angular.
El fuelle típico es intercambiable y puede sustituirle con un fuelle tipo bolsa (bag bellows).
Otro elemento muy útil para decidir la inclinación del plano de la película es el nivel de burbuja que se encuentra normalmente en el montante trasero.
El montante delantero aloja en cambio la placa portaobjetivos perforada según el tamaño del obturador que se introduce.
La parte delantera del objetivo se arma y enrosca a la placa, el grupo trasero se arma luego sobre la parte posterior de modo que puede dentro del fuelle.
Un consejo útil es preparar los objetivos montándolos cada uno sobre su placa en el momento de su uso, porque es mucho más simple intercambiar la placa que montar en el momento el objetivo en la placa misma.

 

Deja un comentario