Como hacer fotos de acción con flash.

2013.06.08

TEXTO LITRAL DE LA REVISTA DIGITAL CAMERA: http://digitalcamera.es/default.php

Disparar una ráfaga al flash de una exposición larga puede congelar incluso el movimiento más rápido. Descubre la técnica para aplicar en tus fotos.

Capturar imágenes con sensación de movimiento puede ser una lotería: hace falta hacer el barrido a la perfección y usar una velocidad de obturación que congele al sujeto, pero al mismo tiempo desenfocar el fondo lo suficiente para darnos una sensación de velocidad. Si una de las dos cosas falla, el resultado suele ser nefasto. Pero no todo está perdido, pues con ayuda de un disparador de flash podemos añadir una ráfaga que congele la acción, por muy rápido que se mueva el sujeto. Esta ráfaga dura entre 1/1000 y 1/40.000 segundos, velocidad suficiente para congelar una bala. Equipados con la D-SLR (cámara) y un disparador de flash.

Fotografía de Yago Iglesias.

REENFOQUE: Los fotógrafos deportivos suelen usar el enfoque continuo con seguimiento predictivo (la cámara inicia el seguimiento predictivo del sujeto en el punto de enfoque al presionar el botón de disparo), pero en distancias cortas los ciclistas van tan rápido que es difícil mantener el enfoque sobre el sujeto. La solución es preenfocar en un punto de la pista, poner la tente en un modo manual (para que no busque un punto focal) y seguir al sujeto haciendo un barrido hasta que llegue al punto exacto. Es importante continuar con un barrido después del disparo para garantizar un efecto desenfocado.
PROFUNDIDAD DE CAMPO ADECUADA: Los escenarios interiores pueden ser oscuros, de modo que la exposición correcta ahí es cuestión de equilibrio. Como el sujeto se mueve tan rápido, puede que esté justo detrás o delante del punto focal cuando disparas, así que es necesario usar una apertura razonable para asegurar la profundidad de campo apropiada. También es preciso que la velocidad de obturación nos brinde la cantidad deseada de desenfoque, y un valor ISO lo más bajo disponible para minimizar el grano.
AÑADIR UNA EXTENSIÓN:  En muchos deportes es complicado acercarse demasiado a la acción, pero no hace falta gastarse una fortuna en un teleobjetivo. Los teleconversores aumentan el rango de distancia focal de la lente en 1,4x o 2x, de modo que convertimos un objetivo de 200 mm en uno de 280 mm o 400 mm. Después de tener en cuenta el factor de recorte en muchas cámaras, un extensor de 1,4x en un objetivo de 200 mm podría darnos una distancia focal efectiva de 450 mm (1,6 x 200 x 1,4). Reducen la apertura máxima de la lente (una de f/4 se convierte en una de f/5.6 en el caso del extensor de 1,4x), pero con ellos obtenemos fotos nítidas y apenas ocupan espacio en nuestra mochila.
SINCRONIZAR EN 2ª CORTINA: Con velocidades de obturación tan lentas como 1/30 segundos, es importante decidir cuando salta el flash. Si la sincronización es la primera cortina, saltará en el momento en que se abra el obturador, mientras que si es en la segunda lo hará justo el final. Para que parezca que el sujeto avanza hay que asegurarse de que el desenfoque de movimiento queda atrás: sincronizamos en segunda cortina y la acción se congela al final de la exposición, una vez que pase el sujeto.
EL MODO IS APROPIADO: Algunos objetivos con estabilizador de imagen tienen un modo de barrido que elimina el movimiento vertical de la cámara sin intentar corregir el movimiento horizontal. Es importante ajustarlo en este modo para obtener un mejor resultado. Por cierto, en muchos objetivos este modo viene marcado como Modo 2.
FLASH PERSONALIZADO: Si el flash no tiene sincronización en la segunda cortinilla, puedes configurarlo en la cámara con la función personalizada correspondiente (consulta el manual de la cámara). Si tu flash tiene esa función, cualquier configuración del mismo anulará los ajustes de la cámara.

 

Deja un comentario