Obsesión postal.

2013.11.22

TEXTO LITERAL REVISTA CITIZEN K (ESPAÑA): http://www.citizen-k.com/

ESCRITO POR L.F.

El fotógrafo estadounidense Walker Evans amasó una de las mayores colecciones de postales del siglo XX.

Imagen de artista desconocido del archivo de Walker Evans de 1994. Future New York, The City of Skyscrapers de un archivo Walker Evans, (alrededor de 1910).

En 1994, el Metropolitan Museum de Nueva York compró la vastísima colección de fotografías y documentos del archivo del estadounidense Walker Evans (1903-1975), quizá el mejor retratista de la depresión capitalista y de la América rural desde la impresiones en gelatina de plata de sus más conocidas instantáneas. Casi seis décadas de actividad, desde una primitiva Laica hasta la Polaroid que usaba en 1974, que le convirtieron en un maestro de lo documental por su estilo frío, severo e imparcial, en total oposición al fuerte (y hegemónico en la época) simbolismo y esteticismo de Alfred Stieglitz y Edward Steichen. Su contundencia y sobriedad mostraron el camino a la fotografía contemporánea, ya fuera retratando a los granjeros arrendarios de Alabama o los seductores carteles publicitarios de la gran ciudad. En su archivo, además de 30.000 negativos de blanco y negro y 10.000 diapositivas de color, se reservaba una enorme variedad de objetos: diarios, relatos breves, recortes de la revista Fortune, medio siglo de correspondencia (las cartas recibidas y copias en carboncillo de las enviadas) y 9.000 postales. No resulta extraño que Evans se viera atraído por esta manifestación sencilla pero tremendamente expresiva de los tópicos de su país. Sus instantáneas supieron revelar la poesía oculta en los escenarios más prosaicos, desde las repetitivas calles de las ciudades provincianas del medio Oeste, hasta las minas de carbón o los vagones de metro. Y estas postales, fechadas entre 1.900 y 1.920, suponen su particular reconstrucción de toda una época iniciada en su misma infancia —entonces el formato era una novedad— y proseguida cuando aún no había tomado la cámara y tratada de sobrevivir como editor de la revista Fortune (1945-1964) o en los últimos años de su vida. Un imaginario atesorado lámina a lámina durante sesenta años, que Evans conservaba con extremo mimo, superior al que dedicaba a otras colecciones (como la de señales de tráfico), y archivaba bajo estrictas categorías, como Fábricas, Casas soleadas, Locuras o Hoteles de verano. Incluso realizó una serie de fotografías impresas en formato postal, parte de un proyecto para el Museo de Arte moderno en 1936, y que finalmente dio lugar a la famosísima exposición American Photographs, que tuvo lugar en el mismo museo en 1938. La mirada de Evans sometía al mundo a dos filtrados: el primero lo realizaba al encuadrar con su cámara, el segundo, cuando reencuadraba lo visto para elaborar una nueva foto, casi una postal. De ahí que muchos, incluso Jeff L. Rosenheim, conservador de fotografía del Metropolitan y el mayor experto en la obra de Evans, sostengan que el primitivo realismo de estas representaciones está en la base del desarrollo artístico del estilo de Evans. En realidad, su construcción visual de lo estadounidense es tan canónica y perdurable como la iconografía de las postales. E incluso cuando experimentaba con las aristas y sombras de la arquitectura neoryorquina, construía secuencias narrativas o fijaba se lente en letreros publicitarios, lograba dotar a sus imágenes de esa rara cualidad que sólo adorna a los clásicos.

 Detalle de Penny Picture Display, de Walker Evans (Savannah, 1936).

Imagen de artista desconocido, Main Street, Showing Confederate Monument (Lenoir, Carolina del Norte, años treinta del pasado siglo).

Imagen de artista desconocido del archivo de Walker Evans de 1994. Front Street, Looking North, Morgan City, LA. (1929).

Imagen de Walker Evans de su propio archivo de 1994. Street Scene, Morgan City, Louisiana (1935).

 

2 comments

  1. Muy buenas las fotos, me encantan las fotografías antiguas. Un saludo

    carla lopez, 30 diciembre, 2013
  2. Las fotos de Walker Evans están muy casuales, creo que estaba muy adelantado a su epoca

    Fotografos en monterrey, 22 marzo, 2014

Deja un comentario