Retratos contra la censura. Bettina Rheims.

2011.05.31

TEXTO LITERAL DEL SUPLEMENTO “YO DONA” DEL PERIÓDICO EL MUNDO: http://www.elmundo.es/yodona/
ESCRITO POR JOSÉ MANUEL BUSTAMANTE. FOTÓGRAFA ABETTINA RHEIMS: http://www.bettinarheims.com/

La fotógrafa Bettina Rheims protagoniza el último libro de Reporteros Sin Fronteras, en defensa de la libertad de expresión.

Anónimas o célebres, pero siempre esculturales. Envueltas en una fuerte carga sexual, explícitas, abiertas. Así son las mujeres que retrata Bettina Rheims desde 1978, año en que dejó sus trabajos como modelo y marchante de arte para dedicarse por entero a la fotografía. Son ya tres décadas de impactantes proyectos, que han hecho de la autora francesa una referencia indispensable para comprender la fotografía europea a caballo entre dos siglos. Empezó en el nostálgico blanco y negro, homenaje a sus admiradas postales pornográficas de principios del siglo XX que compraba a los libreros del Sena. Y luego se pasó a los tonos vivos de las imágenes publicitarias, descarnados y duros, insolentes. «Ahora veo el mundo en color», dice. En esta ocasión, la artista y Reporteros Sin Fronteras (RSF) (www.rsf.org) se han unido en un provechoso matrimonio. La organización publica cada año tres volúmenes dedicados a la fotografía, el último 100 fotos de Bettina Rheims por Ia libertad de prensa, una compilación que mezcla retratos de celebridades y de desconocidas ciudadanas chinas. No en vano, la denuncia de la situación que viven periodistas e internautas en el gigante asiático es uno de los principales desvelos de RSF. En un solo volumen, el lector-voyeur tiene a su alcance una brillante retrospectiva de la labor de la fotógrafa con sus modelos de lujo: Angelina Jolie, Claudia Schiffer, Kristin Scott Thomas, Naomi Campbell, Kylie Minogue, Monica Bellucci… Al lado, una trabajadora china en una cadena de montaje, el desnudo desvalido de una adolescente o una soldado frente al tanque que conduce. «Quiero que posen como si fueran esculturas de Rodin», proclama la artista. Y lo consigue, convirtiendo a la protagonista en dueña de su cuerpo y del deseo que provoca, sujeto y no objeto de erotismo, en muchas ocasiones abandonada al placer que se intuye. Turbadoras, las libertinas mujeres de Bettina Rheims se ponen en esta ocasión al servicio de un bello sueño, la libertad de expresión, quizá tan inalcanzable como ellas mismas. Pero al menos son un centenar de destellos luminosos y carnales, un desafío contra las mordazas y las cárceles.

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!

6 comments

  1. Desconocía esa faceta de la artista pues siempre la he encajado en la fotografía de moda y celebrities.
    …soberbia.

    Sergio, 31 mayo, 2011
  2. Sergio, todos tenemos diferentes “yoes”. Nos gusta expresar el mundo fotográfico de distintas maneras.

    Limpio mi apartamento, 2 junio, 2011
  3. Soy el autor de ese pequeño artículo sobre Bettina Rheims. El texto se publicó en la revista Yo Dona, que se vende los sábados con el diario El Mundo.
    Saludos.

    José Manuel Bustamante, 20 junio, 2011
  4. Muchísimas gracias José Manuel. Lo voy a poner ahora mismo este dato, es lo que me faltaba para completar el post o entrada. Siempre cito de que publicación viene, pero esta vez tenía guardado el recorte y no aparecía ningún dato al lado del número de página o algo parecido.

    Limpio mi apartamento, 20 junio, 2011
  5. hola, me gustaría saber si conoces algo de historia sobre una fotografía que publico en su libro chambre close son serge bramly, la mujer que aparece en portada con el saco verde, me ayudarías mucho.

    fatima, 25 mayo, 2012
  6. Hola Fátima. No tengo ni idea. He puesto los datos que me indicas y debe ser una foto de este libro. ¿Verdad? http://www.amazon.com/Chambre-Close-Bettina-Rheims/dp/3929078147
    Haber si nos pudiera ayudar alguien que sepa más del tema. Siento no poderte contestar sobre el tema.

    Limpio mi apartamento, 26 mayo, 2012

Deja un comentario