Limpieza de cámaras digitales.

2012.02.14

TEXTO LITERAL REVISTA DIGITALFOTO: http://revistadigitalfoto.com

El polvo depositado sobre el sensor se muestra como un punto desenfocado sobre un fondo homogéneo. Puede eliminarlo utilizarlo cepillos específicos para el sensor o con las herramientas Parche o Pincel reparador de Photoshop.

Los motivos por los que los fabricantes no hablan del polvo son posiblemente dos. El primero es que quizá no quieren alamar diciendo que el caro equipo que uno acaba de comprarse puede terminar produciendo malos resultados como consecuencia de su diseño. El segundo es que puede que les aterren los usuarios que dañan el sensor al limpiarlo y luego les reclaman la garantía.

El polvo siempre se acumula, más o menos. Los fabricantes continúan advirtiendo a los usuarios de que no limpien el sensor ellos mismos, algo que también podemos derivar de las poco específicas instrucciones de los manuales. Los que saben como hacerlo han de tener presente que el sensor está cubierto por un filtro de bajo paso diseñado para reducir las interferencias muaré y que el filtro es de un cristal igual de duro que el empleado en la construcción de los objetivos. La observación es generalizada y podemos encontrar fabricantes que presentan variantes o modelos distintos, por lo que lo dicho no debe tomarse como una premisa universal.

Si utiliza el disolvente indicado, con muy pocas impurezas y de secado no demasiado rápido, y con los accesorios diseñados y ajustados a la tarea, puede limpiar usted mismo el sensor. Trátelo como si fuera el objetivo. No espere hasta que se haya manifestado el problema y ya no pueda pasarlo por alto. Límpielo con cuidado y recuerde que el peligro no es tanto arañar el sensor, sino más bien dejar más residuos que los que había al principio.

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!

Deja un comentario