David LaChapelle y el mito pop inmortal.

2012.12.03

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN EL PAÍS SEMANAL: http://www.elpais.com/suple/eps/
ESCRITO POR CHRISTIAN GAUFFRE.

El rey del pop y la cámara más pop. Dos universos estéticos excesivos, únicos. La fusión de delirios estuvo a punto de consumarse en vida. Pero el mito murió. Y desde su granja de Hawaii, donde muta de fotógrafo de revista a artista de museo, LaChapelle se saca de la manga estos retratos post mórten,  realizados con modelos y recreación digital, del rey elevado a icono religioso. Obsesiones que impregnan su obra más reciente.

ARCÁNGEL MICHAEL. David LaChapelle convierte aquí a Michael Jackson en “un arcángel que reza por el diablo después de vencerlo y tirar su espada”.

Una eterna cita fallida… ¿o no? Durante años, el fotógrafo David LaChapelle (Connecticut, EE UU, 1963) persiguió a Miachael Jackson. Sesiones concertadas, aplazadas, anuladas… El encuentro parecía prohibido y maldito para siempre. Y entonces ocurrió. LaChapelle se saca de la manga unos misteriosos retratos de un Jackson elevado a icono religioso. El fotógrafo otorga así a este Jackson post mórten la categoría que solo él le podía dar, la de imortal. Finalmente, más allá de la vida y de la muerte, se consigue una cita con la eternidad. Ver más información del artículo

We love LaChapelle.

2011.04.26

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN “24-k MAGAZINE”

ESCRITO POR EVA ROY.

DAVID LACHAPELLE: http://www.lachapellestudio.com/

Madonna, David Bowie, Kylie Minogue, Pamela Anderson, Kim Basinger, Drew Barrymore, Bjórk, Jim Carrey, Cameron Díaz, David Beckham… todo el que es alguien se ha dejado fotografiar por David LaChapelle o ha pagado lo que no está escrito para que le monte un set personalizado para conseguir un retrato único.

Recientemente se han emitido en España su documental Rize y Las cinco caras de David LaChapelle, y la editorial Taschen ha comercializado su espectacular libro Artists and Prostitutes, motivos suficientes para que le dediquemos unas páginas al osado y ambicioso fotógrafo, para muchos el mejor de los últimos diez años. La revista Photo, en sus ediciones francesa y americana, así lo afirma desde 1995. El mismísimo Helmut Newton, que no solía impresionarse por casi nada en lo que respecta a la fotografía actual, afirmaba en The New York Times: “Hay muchas imágenes pornográficas hechas por jóvenes hoy día… Y mucha desnudez es gratuita, pero hay alguien que me hace reír, y es David LaChapelle. Creo que su trabajo es brillante, muy divertido y bueno”. Y Richard Avedon, otro de los fotógrafos de los que habría que escribir con mayúsculas, dijo en su día que “de todos los fotógrafos que inventan imágenes surrealistas, es LaChapelle quien tiene el potencial de ser un genio del género”.

David LaChapelle ha trabajado como realizador de vídeos musicales memorables para grandes estrellas. Todas las Lolitas de la MTV lucen como top models gracias a su ojo misericorde y hábil. Recordaréis a Gwen Stefani, fabulada como pirata, o ese archipremiado It’s My Life que grabó para No Doubt, en el que ella se carga asu novio echando el secador de pelo en bañera, David ha posibilitado que Christina Aguilera pareciera fina en The Voice Within, para luego echarla a la calle en Can’t Hold Us Down y despelotarla en Dirrty. David LaChapelle vacila a la audiencia. Bueno, la sorprende. Por ejemplo, metiendo a una sencilla Norah Jones con look de principiante en un oscuro karaoke; o utilizando a Cristina Ricci en un espeluznante clip para Moby (ganador, con siete millones de votos, en los MTV Awards como mejor vídeo del año); o fabricando, a base de referencias cargadas de simbolismo, un fondo perfecto para los Dandy Warhols…

Ver más información del artículo

La soledad tiene rostro.

2013.05.05

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN EL PAÍS SEMANAL: http://www.elpais.com/suple/eps/
ESCRITO POR ALBERTO MARTÍN.

Erwin Olaf es el Hitchcock de la fotografía. Misterioso, crítico, ambiguo. Sus interiores fríos esconden secretos inconfesables, atmósferas, como las del pintor Edward Hopper, sin aire.

↑ EN LA CONSULTA. ‘The practice’, de la serie ‘Hope’ (2006). La atmósfera opresiva de la escena remite directamente a las películas de Douglas Sirk.

La obra del fotógrafo holandés Erwin Olaf no suele dejar indiferente a casi nadie. Genera grandes adhesiones y también fuertes rechazos, estos últimos debidos sobre todo a su manera directa y explícita de abordar temas como el sexo, el deseo, la belleza y la violencia, una libertad y desinhibición que en su caso siempre han ido acompañadas de una incisiva crítica de la Ver más información del artículo

¿La verdad está en la foto?

2011.02.02

TEXTO LITERAL DEL “NEW YORK TIMES”: http://www.nytimes.com/

Miércoles, 18 de junio de 1997     The Arizona Republic

No cuando los creadores de imágenes hacen su magia digital. Por Amy  Spindler.

Entre fotógrafos, se le llama ponerse a dieta digital al realzamiento que se utiliza en las fotos de modelos y estrellas cinematográficas para hacerlos parecer extravagantemente perfectos. Sin embargo, la misma tecnología que por mucho tiempo ha sido amiga de la persona de la foto se ha desarrollado tanto, que hoy en día algunos la consideran un enemigo. La fotografía manipulada digitalmente se encuentra tan lejos del periodismo tradicional, que Richard Avedon sugiere llamarla de modo diferente. “Realmente no existe la realidad fotográfica”, dice Avedon. “No se puede creer en una foto”. Avedon ha estado manipulando sus imágenes no en el ordenador, sino a mano, desde alrededor de 1953, cuando le alargó el cuello a Marella Agnelli, que ya Io tenía largo como un cisne, para lograr el efecto deseado.”Yo creo que, como artista, tengo el derecho a interpretar a mi sujeto. Y la fotografía es un arte”. Ese derecho está siendo cuestionado ahora por la actriz Mira Sorvino, que hizo objeciones contra las fotos de David LaChapelle, las cuales fueron alteradas digitalmente para representarla como Joan Crarvford en el número de mayo de la revista Allure. Es cierto que LaChapelle influirá el trabajo de una nueva generación de fotógrafos, de la misma manera que Avedon marcó nuevos rumbos usando técnicas que hoy en día son familiares. Sin embargo, LaChapelle es uno, entre un grupo creciente, para quienes la foto es sólo el punto de partida. Bajo la influencia de este fotógrafo, la idea de la santidad del negativo se está haciendo el asunto más importante en la fotografía moderna. El hecho de que la fotografía está siendo redefinida como invención ilustrativa, le parece espantoso a los que le creen que las fotos representan la verdad. “Ese es un concepto interesante: dónde encontrar la realidad”, dijo LaChapelle, que esta semana se encuentra en los Angeles para fotografiar a Fleetwood Mac para la portada de su álbum. “La gente solía recurrir a las fotos para encontrarla. Se dice que las fotos no mienten. Pues las mías sí lo hacen. Yo hago que mis fotos mientan”. Según Avedon, entre todos los fotógrafos que inventan imágenes surrealistas, LaChapelle es el que podría ser el “Magritte” del género. Magritte no necesitaba la complicidad de su sujeto. La independencia de los fotógrafos como LaChapelle fue puesta bien en claro por la controversia avivada por Sorvino.

Ver más información del artículo