Tracey Moffatt. La chica de moda.

2012.11.05
TEXTO LITERAL DE LA REVISTA FOTO: http://www.1arte.com/revistas.php?revista=19
ESCRITO POR LOLA GARRIDO.
Este artículo está escrito en el año 1999 coincidiendo con una exposición que realizó la fotógrafa en aquella época. Pero creo que no es lo importante, ya que lo que nos ayuda este texto es a conocer a una autora muy interesante.

Hará cerca de dos años que descubrí la obra de Tracey Moffat en la DIA de Nueva York. Tengo que reconocer que, dedicándome a la fotografía, no conocía nada de esta cineasta y fotógrafa australiana: sus imágenes me fascinaron. Sus relatos estaban plenos de fuerza y cotidianidad. Su obra me pareció moderna y eficaz. Y me parece, viendo su obra por segunda vez en Barcelona, en la Fundación La Caixa, que cualquier cosa que se pueda decir es siempre más débil que la obra en sí.

Creo que existen fotografías en las obras que lo más importante es el silencio. Otras son, sin duda, muy locuaces. Las fotografías y vídeos de Moffatt hablan ahora mismo, y se dirigen a todos nosotros. Sin embargo, creo que somos las mujeres las que mejor podemos captar su sentido último. Su película “Lloros nocturnos (Una tragedia rural)” habla de algo que muchas de nosotras podemos entender. En un espacio perdido, en ningún lugar, una hija soltera cuida de su madre paralítica. Son dos mujeres que están condenadas a la inmovilidad: la madre confinada en su silla de ruedas, y la hija, confinada cuidando a su madre. Son dos seres opresivamente encadenados, una situación que lleva a pensar en algo que hemos visto antes. Tracey Moffat dice que le gusta Federico García Lorca y, efectivamente, ésta es una “Casa de Bernarda Alba” con colores de Almodóvar.

No es extraño que la propia Tracey Moffatt hable de su obra diciendo que pueden parecer estereotipos. Y es que siempre la ficción es más auténtica que la realidad. En diecisiete minutos, la película nos dice todo sobre una situación que nos lleva años poder contarla.

Ver más información del artículo

Una mujer italiana. Monica Bellucci.

2012.10.06

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN GQ: http://www.revistagq.com/

FOTÓGRAFO VINCENT PETERS: http://vincentpetersphotography.com/

ESCRITO POR IVAN ZAZZARONI.

Hay una parte del texto que no he copiado porque se habla de la última película que realizó cuando se hizo esta entrevista en el 2011. Realizando esto, la entrevista es atemporal.

“Hola, soy Monica Bellucci, quería saber si podríamos vernos mañana”. Cuando uno recibe una llamada así, la verdad es que le alegra el día. Luego quedas con ella para hablar de su último estreno y de los tópicos italianos y, claro, te sientes como un diabético encerrado dentro de una pastelería. Ella vive en París y viaja por medio mundo, pero no duda en hablar sin tapujos de su patria. “Somos un país de talentos: en la música, en la medicina, en la moda, en el cine, en el arte en general… pero también de continuos bloqueos e interferencias. Y de prejuicios. Un día alguien tendrá que explicar por qué un italiano necesita irse al extranjero para triunfar y más tarde regresar para que se le reconozca”. Bueno, nosotros nunca hemos dudado de ti, Monica.

Le leo a Monica una cita de una joven escritora: “Las feas no conocen sus propios deseos, sólo aquellos que pueden permitirse”. Ella calla durante unos segundos y comenta: “Piensa en todas esas mujeres hermosas que afirman que la belleza es una maldición. Yo, sin embargo, considero que es un privilegio. Me siento estupendamente siendo guapa”

CONQUISTADORA. Coppola, Risi, Tornatore, Spike Lee, Zeffirelli, Terry Gilliam… Muchos son los directores que han caído rendidos a sus encantos.

ES LA BELLEZA italiana por excelencia, heredera de un canon que nos permite a Claudia Cardinale o Sofía Loren. Sin embargo, está casada con un francés y vive en París (algo que le aparenta más, curiosamente, con alguien como Carla Bruni, otro tipo de belleza italiana). Así que hemos quedado con ella para hablar un poco de Italia y lo italiano, un país —el suyo— repleto de contrastes que exporta constantes referentes internacionales en moda, gastronomía o cultura, pero que no acaba de sentirse a gusto con su propia identidad. “A veces pienso que los italianos no nos, merecemos todo lo que hemos heredado”, comenta. ¿Y qué decir de ella? No puede ser descrita con palabras, así que mejor lo dejaré a vuestra imaginación.

Ver más información del artículo

La diosa del amor. Rita Hayworth.

2012.06.14

TEXTO LITERAL DE PUBLICACIÓN TDLUX: http://www.dtlux.com

FUE UNA DE LAS GRANDES ESTRELLAS DE LA EDAD DORADA DE HOLLYWOOD: LA MÁS ELEGANTE, LA MÁS DESEADA… LA MÁS PINTADA EN EL FUSELAJE DE LOS AVIONES DE LA II GUERRA MUNDIAL. 25 AÑOS DESPUÉS DE SU MUERTE, RECORDAMOS A LA PRIMERA MUJER LATINA QUE SEDUJO AL MUNDO ENTERO.

Familia Cansino: su padre Eduardo Cansino, madre Volga Hayworth y hermano Eduardo Jr.Cansino.

En 1931, con sólo 13 años, aquella noeryorquina llamada Margarita Carmen Cansino, hija de un bailarín español de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) y una showgirl de origen irlandés e italiano, Volga Hayworth, comenzó su carrera artística. Lo hizo bailando junto a su padre en el espectáculo “The Dancing Cansinos”. Su familia se había trasladado cinco años antes a Hollywood, donde montaron su propio estudio de danza. Como Rita no tenía la edad mínima para trabajar en bares y clubes nocturnos, ella y su padre cruzaron a México y comenzaron a actuar en locales de Tijuana. Paradójicamente, fue allí donde el cine la descubrió, encarnado en Winfield Sheehan, vicepresidente de la Fox Film, quien la llevó a sus estudios para hacer una prueba de voz e imagen. Fue una suerte para Rita, quien anhelaba cambiar de actividad. “No me gustaba mucho la danza, pero no tenía el valor de decírselo a mi padre. Cuando tenía solo tres años y medio, tan pronto como pude ponerme de pie, empecé con las lecciones de baile. Ensayo, ensayo… En eso consistió mi infancia”, reconoció la propia Rita muchos años más tarde.

 UNA NUEVA ESTRELLA. Firmó contrato con la Fox y a los 16 años hizo su debut en la cinta de serie B “La nave de Satanás” (1935). Participó en varias películas de poca monta como actriz de reparto, muchas veces bailando y a los 18, ya casada con el empresario Edward Judson, quien se convirtió en su agente, dio el salto a Columbia Pictures. La productora necesitaba un gran potencial, pero hacía falta ‘deslatinizarla’ para convertirla en una estrella. Así, comenzó a usar el apellido de su madre y se tiñó el pelo de rojo —su color real era negro—; pero su estrecha frente, con aquel nacimiento del pelo tan cercano a las cejas que lucía, delataba sus orígenes. ¿La solución? Sesiones de electrodepilación. Entonces terriblemente dolorosas, pero eficaces: le ampliaron la frente y acentuaron su pico de viuda.

Ver más información del artículo

El enigma de Verónica Lake.

2012.05.23

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN EL PAÍS SEMANAL: http://www.elpais.com/suple/eps

Todas las mujeres tienen secretos, decía una de sus más célebres películas. Pero los suyos marcaron una época y, seis décadas después, la convierten en el mayor icono de la temporada.

POR INÉS MUÑOZ MARTÍNEZ-MORA. FOTOGRAFÍA DE  EUGENE ROBERT RICHEE.

La dualidad femenina llevada al extremo, así era Veronica Lake, buque insignia de la Paramount durante los años cuarenta, época dorada del glamour en blanco y negro. Amenazante pero fascinante, sexy pero elegante, gélida pero carnal y de una belleza clásica pero intrigante… Lilith y Eva. Encarnó a la femme fatale dentro de la pantalla. Fuera, la fatalidad la marcó a ella. Acabó sus días alcoholizada, arruinada y olvidada. Murió a los 53 años y nadie quiso hacerse cargo de sus cenizas. Hasta este año, porque las últimas tendencias en belleza reclaman su ultrafeminidad encumbrada por el cine y de las cenizas de la diva han hecho resurgir con fuerza su tez pálida, sus cejas arqueadas, sus ojos ahumados, la jugosidad de su rouge labial y, sobre todo, su mítico peinado de ondas al agua -peek-a-boo-bang-, que no hacía sino acentuar tanta ambigüedad. Un arreglo capilar que causó furor entre sus algo más terrenales contemporáneas, entonces en fábricas por falta de mano de obra masculina. Muchas de esas ondas quedaron enganchadas en los engranajes de la maquinaria pesada y la emulación se elevó a problema de alcance nacional. El gobierno estadounidense acabó pidiéndole de manera oficial a la actriz que cambiará de peinado.

 

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!

Street art. Banksy, guerrillero anónimo.

2011.03.21

Este texto es de otoño de 2010. Lo comento para situar en el contexto en el que estaba escrito. Pero ayuda a saber más de este artista callejero. Su película fue nominada para los Oscars como mejor documental el pasado mes de febrero.

TEXTO LITERAL DE LA PUBLICACIÓN DTLUX: http://www.dtlux.com. ESCRITO POR PEDRO ESTRADA.

EL ÁCIDO GRAFITERO BRITÁNICO SE ESTRENA EN EL CINE CON EL DOCUMENTAL “EXIT THOUGH THE GIFT SHOP“.

Bansky nunca ha dado `la cara´y sin hacerlo … En la cinta sale encapuchado.

¿Quién es Banksy? Poco se sabe de él: varón, raza blanca, criado en Bristol (Inglaterra) y referente mundial del street art. Nada más. Sus obras comenzaron a aparecer en las paredes de su ciudad de origen entre 1992 y 1994: sátiras sobre la cultura pop, la moralidad, las etnias, el capitalismo … plasmadas con dos técnicas: garfiti y stencils (dibujos hechos con plantillas). Más adelante, su radio de actuación adquirió dimensiones internacionales, desde Nueva Orleans hasta el muro de Cisjordania, que separa Israel de Palestina. Ha llegado ha exponer sus obras en el MoMa de Nueva York y la Tate Modern Gallery de Londres (colgándolas él mismo clandestinamente). En la actualidad, sus trabajos, adquiridos por estrellas como Brat Pitt y Angelina Jolie, han sido acogidas con entusiasmo por esa misma clase de aficionados al arte de los que pretende burlarse.

Ver más información del artículo