La temperatura de color.

2013.02.20

TEXTO LITERAL DE LA COLECCIÓN “TODO SOBRE LA FOTOGRAFÍA & VIDEO DIGITAL”, VOLUMEN 13 “EL RETRATO Y LA FOTOGRAFÍA ARTÍSTICA” DEL PERIÓDICO EL MUNDO: http://www.elmundo.es/

↓ Fotografía a Gonzalo de Paula Juan Altemir.

En lo que respecta al rendimiento del color, la iluminación artificial no es toda igual y esto, si es irrelevante en el blanco y negro, es importante recordarlo si vamos a usar color.
El ojo humano tiene la capacidad de adaptarse a las diferentes variaciones de luz y no percibe esta diferencia, mientras que en la película o en el sensor digital los blancos asumirán un color que, en base al tipo de fuente luminosa, puede variar del amarillo-naranja al azul claro. En este caso se dice que la imagen tiene una dominancia cromática, es decir, un color prevalece sobre los demás de manera antinatural, efecto que se evidencia claramente si, por ejemplo, se fotografía un sujeto con una camiseta blanca con diferentes tipos de iluminación.
La dominancia cromática depende de un parámetro propio de luz, temperatura de color y se mide en grados Kelvin.
Hay dos categorías que definen los estándares en base a los cuáles son clasificadas las películas: luz diurna y luz a incandescencia (a veces se pueden encontrar con la denominación daylight y tungsteno, o con los símbolos del sol y de la bombilla), pero naturalmente existen diferencias entre la realidad con sus miles matices de luz y categorías.
Como la tonalidad de luz del amanecer o del atardecer es diferente a la del sol a mediodía, también entre los diferentes tipos de lámparas incandescentes puede haber una variación de temperatura de color.
Las luces que tiene una coloración más cálida tiene una temperatura de color más baja, y viceversa, las luces que tienen una coloración más blanca, o azul, y por lo tanto, aparentemente más fría tienen una temperatura de color más alta. Para recordarlo, nos puede ayudar pensar en el comportamiento de un metal, que cuando se calienta pasa del amarillo al rojo hasta el azul.

 

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!

Tags :     

Los colores y el color de la luz.

2013.01.07

TEXTO LITERAL DE LA COLECCIÓN “TODO SOBRE LA FOTOGRAFÍA & VIDEO DIGITAL”, VOLUMEN 1 “APRENDER A OBSERVAR” DEL PERIÓDICO EL MUNDO: http://www.elmundo.es/ 

La luz ante todo lo que nos permite ver la realidad, con sus colores y con las formas de las cosas, es uno de los elementos imprescindibles de la vida humana y, por ello, desde siempre es fuente de significaciones simbólicas: las tinieblas se asocian al mal, la oscuridad es el lugar del miedo, mientras que la luz sugiere el conocimiento, la paz y la serenidad. Fotografía llamada “Campo 08″  (Villa Calcetín) de Paula Juan Altemir .
Esto deriva del hecho de que si no hubiera luz no podríamos ver nada. Gracias a las ondas luminosas, cuya naturaleza es sujeto de estudio todavía abierto de la física, podemos percibir la realidad a nuestro alrededor. De hecho, los colores no son más que el resultado del reflejo de la luz sobre los cuerpos: todo cuerpo retiene unas ondas luminosas y refleja las demás. Las distintas longitudes de onda reflejadas van a impactar sobre la retina, que se encuentra en el interior del ojo y transmite a través del nervio óptico las informaciones al cerebro, que interpreta cada impulso específico como color. Ver más información del artículo

Tags :     

Human.

2012.04.17

Un libro antológico sobre la obra de Jorge Rueda.

TEXTO LITERAL REVISTA DIGITALFOTO: http://revistadigitalfoto.com

TÍTULO: Human, de la editorial Lugwerg en castellano.

AUTOR: Jorge Rueda.

La obra de Jorge Rueda nunca ha pasado desapercibida, y menos desde el primer momento en que vio la luz en la revista de fotografía de vanguardia ‘Nueva lente’. Dicha revista, fundada en 1950 y dirigida por el propio Rueda durante los años 75 y 79, sirvió de escaparate para difundir la creación fotográfica española de los años setenta. Siendo Jorge Rueda uno de las fotógrafos más controvertidos y provocadores de la transición española, Lunwerg ha decidido editar un libro de más de doscientas páginas en las que repasa la trayectoria artística del inclasificable Rueda. Claramente influenciado por el surrealismo, Rueda empezó trabajando en blanco y negro y pronto incluyó el fotomontaje en en su proceso creativo, en un momento en el que el Photoshop ni siquiera se había ideado. De ahí lo sorprendente de sus imágenes, quizás demasiado modernas y transgresoras para su época. Sus fotografías en color llevaron al extremo su pasión por el mal gusto estético rompieron con todo lo hecho hasta el momento en nuestro país. Si hay alguna palabra que defina con exactitud la obra de este fotógrafo que se avanzó a su tiempo esa es ‘Kitsch’, un término que hoy en día esta ya algo gastado pero que en los años 70 a penas había penetrado en el vocabulario de nuestra lengua castiza. Fiel a sus principio estéticos, Jorge Rueda nuca se ha separado se su pasado, y lo demuestran las fotografías más actuales de ‘Human’, absolutamente continuistas respecto a las producidas en los primeros años de su carrera artísticas.

 

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!