Teoría de la luz.

2012.03.19

TEXTO LITERAL DEL LIBRO “TÉCNICAS DE ILUMINACIÓN PROFESIONAL”.

AUTOR JOST J. MARCHESI, EDITORIAL VERLAG PHOTOGRAPHIE.

Este artículo es de la época de lo analógico, en el año 1996. Lo digo porque nombra, la película, como material sensible. Actualmente esto sería aplicable al sensor de la cámara.

Para dar origen una imagen fotográfica, sea ésta de objeto o un proceso, son necesarios cuatro elementos fundamentales: la caja de la cámara, el sistema óptico, el material sensibilizado (ahora sería el sensor), la luz o la iluminación. Estos cuatro elementos influyen de diferentes modos sobre la manifestación de la imagen. Trataremos de analizar estos elementos según su influencia.

La caja de la cámara: Como dispositivo mecánico, la caja de la cámara  tiene la función de proteger la película (ahora sensor) de la incidencia de la luz indeseable. Prescindiendo de la capacidad de graduación de la cámara técnica, las cajas de las cámaras se distinguen exclusivamente por el formato de la fotografía y la comodidad de sus manejo en sus funciones elementales. Por este motivo, la caja de la cámara ejerce una influencia limitada sobre la manifestación de la imagen.

El sistema óptico: El objetivo proyecta la luz incidente sobre la película (hoy es el sensor). El objetivo determina la imagen de la realidad, sólo en su calidad. No obstante, sin considerar la regulación de la nitidez, el objetivo no tiene ninguna influencia sobre la configuración real de la imagen. Como se sabe, las diferentes distancias focales no transforman la perspectiva, sino sólo el encuadre. El objetivo no ejerce ninguna influencia fundamental sobre la manifestación de la imagen.

El material sensibilizado: El material de película (actualmente el sensor) en color que nosotros usualmente empleamos, tiene la propiedad de reproducir la realidad con la máxima fidelidad posible. Aun cuando el alcance del valor tonal de una fotografía es fundamentalmente inferior al de la realidad, influencia del material de la película es restringido en la manifestación de la imagen. El material de la película, influye en forma secundaria sobre la manifestación de la imagen.

La luz o la iluminación: El ojo humano percibe el muy complejo fenómeno llamado luz, como una estrecha fracción de la amplia banda de ondas electromagnéticas. Desde el punto de vista físico, la luz puede ser cuantificada y calificada y, sin embargo, apenas es posible la sensación humana intuitiva del fenómeno luz. La luz engendra sentimientos en nosotros, despierta recuerdos, hace que frente a nuestro ojo espiritual, se formen imágenes subjetivas. Con la iluminación, el fotógrafo logra dar origen a una imagen diferente y, con esto, puede provocar en el espectador la reacción emocional deseada. De los cuatro recursos mencionados, queda la luz y con ella, la iluminación como el medio más variable que nos permite la mayor cantidad de posibilidades y liberta des para configuración de la imagen.

  

 

Deja un comentario