Las ilustraciones de Takashi Murakami.

2012.04.03

TEXTO LITERAL DE LA REVISTA  50_EASY, Nº13: http://www.welovecolophon.com

TEXTO DE ITZIAR BADÍA.

Contemplar la obra de Takasshi Murakami lleva acompañada una sonrisa de forma inevitable, una sensación de placer naif que logra despertar al niño adormecido que flota en nuestro interior. Gozamos al ver como se despereza y se frota los ojos incrédulo ante semejante despliegue mágico de formas y colores. Ganas de adentrarse en este nuevo universo inanimado, repleto de flores que cantan a nuestro paso y buscar refugio bajo una de las setas que danzan en espirar acompañando este festival de colores y figuras.

Takashi Murakami es uno de los principales representantes del denominado “nuevo arte japonés” que ha elevado el mundo de dibujos animados (maga en japonés), al rango de delicada perfección y material de culto. La belleza de sus dibujos es el resultado de una formidable integración de pintura tradicional japonesa (figuras y colores planos) con los códigos y posibilidades de animación que introdujo la tecnología digital. Es esta personal sublimación y renovación de la herencia artística lo que define la obra Murakami.

Su nombre está directamente ligado al término otaku, bajo el cual se identifican en versión nipona todos los genuinos freaks de la animación y videojuegos de estética japonesa. Como criatura y alter ego de Murakami es imprescindible conocer a Mr. Bob, un personaje entre cándido y monstruoso, según el gesto que se le antoje. Hay motivos que se repiten una y otra vez en la obra tanto pictórica como escultórica de Mirkami: setas, ojos, globos, y ante todo flores. ¿De dónde proviene esta debilidad floral del artista japonés? Según sus propias palabras “Las flores son preciosas, y a la vez tiene un fuerte componente sexual. Tienen el mismo poder de sección que el rostro humano. Es más, he considerado más de una vez crear un personaje que combine en su rostro rasgos humanos y florales”. Sencillamente habrá que esperarlo. Y es probable que salga de su Hiropon Factory, una escuela de arte creada por el propio Murakami con sede en Tokio y Brooklin, inspirada directamente en el mítico Studio 54 de sello Warhol. La Hiropon Factory es a su vez el centro comercial desde el que se distribuyen todo tipo de productos y fetiches aptos para auténticos otaku.

TEXTO DE ADAN DE HAVENON

El arte de Takashi Murakami es, sin duda lindo, pero a punto de desmayarse no confía en su primer instinto. Hay mucho más en su rica imaginería visual de lo que parece. Afortunadamente, su popularidad ha crecido como en los últimos años que los museos han empezado a montar exposiciones. El trabajo de Murakami se basa en la animación japonesa estilo cómico en un “Libro de Otaku y Manga”, la molestia de los padres de todo el país del sol naciente. Lejos de ser una copia más, Murakami explora el legado de adultos de su adolescente intensa obsesión. Los lienzos con colores monocromáticos y figuras juguetonas son emblemas de la cultura pop, pero Murakami les lleva fuera de contexto y de una exageración lúdica, a veces incluso hasta el punto del ridículo. Warhol piensa leer cómics en Tokio.

 

Si quieres comentar esta entrada. ¡Anímate aquí!

Deja un comentario