0-254 Km. Texto y foto Eduardo Marco.

2011.07.01

ENCONTRÉ  POR MI APARTAMENTO ESTE ARTÍCULO. ME GUSTARÍA SABER DE QUE PUBLICACIÓN ES, YA QUE EN LAS HOJAS NO ME LO INDICA. GRACIAS.

FOTÓGRAFO EDUARDO MARCO: http://www.eduardomarco.com/

Es la playa más grande del mundo. Conquista un privilegiado espacio en el libro Guiness. En sus 254 Km. de mar y arena, podemos encontrar leones marinos y ballenas de increíble belleza. Los pescadores, solitarios, vivaquean como en una película de Fellini. También los hay en grupos que arrastran con esfuerzo redes de mil metros de extensión. En el kilómeno cero de la playa se levanta la ciudad de Río Grande, fundada en 1737. Es la más antigua del estado del Río Grande do Sul, en el extremo sur de Brasil. Su playa se llama Casino, debido al funcionamiento de un local abierto en 1898 y que disfrutó de su apogeo en los años 40. Hoy en día, la playa del Casino es un tranquilo y bello lugar en el comienzo de esta inmensa costa brasileira. A partir de ahí, recorrer sus 254 kms. en coche, bicicleta, caballo, caminando o de la manera más apropiada para cada uno, es una experiencia única: mar abierto, aguas revueltas, vientos fuertes, dunas, faroles, arena fina y blanca hacen de ella un recorrido comparable a las sensaciones que uno tiene al atravesar el desierto o al recorrer el Camino de Santiago. Sus cielos, sus colores, su vida marina, te transportan a otra dimensión. En el kilómetro 94, es posible observar un enorme navío en callado al que le sorprendió una tempestad en 1975. Las olas lo arrastraron hacia la playa. Es una imagen casi surrealista de inmensa belleza. Todo el recorrido es supuestamente igual. Pero a cada kilómetro, mar, arena y cielo parecen hablar un idioma distinto y sorprenden con sus detalles y texturas, formas, vientos, paz. Hacia el término de esos 254 kilómeÍos de costa, se encuentra una muralla de piedra que se adentra unos cuatro kilómetros en el mar. Fue construida en el siglo XIX para mantener abierto el canal de navegación de 32 metros de profundidad. En este momento uno se encuentra en el extremo sur de Brasil, frontera con Uruguay. En el otro lado está Chui, una pequeña ciudad de frontera, con libre comercio, tráfico caótico y una población de lo más variada que recuerda una frontera Indochina. Todo se concentra en una avenida que de un lado es Uruguay y del otro, Brasil.

Deja un comentario